EUSKAL KAZETARIEN ELKARTEA - KAZETARIEN EUSKAL ELKARGOA

ALBISTEAK //

La FAPE condena el veto de Vox a periodistas del Grupo Prisa


La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) condena la decisión de Vox de vetar a los periodistas del grupo Prisa, en un nuevo paso de su intolerable estrategia de hostilidad hacia los medios de comunicación.

La FAPE rechaza este nuevo veto de Vox a periodistas y medios y reitera los argumentos que ya ha expuesto en todas las ocasiones en que la libertad de expresión ha sido atacada.

La FAPE  considera que el veto supone una grave vulneración del derecho constitucional a la libertad de expresión, que ampara a su vez los derechos de prensa y de información, pilares fundamentales de nuestra democracia.


Recordamos al partido que dirige Santiago Abascal que sin libertad de información desaparece el resto de libertades y se cercena el pluralismo necesario para que los ciudadanos puedan formarse su propia opinión.

El ejercicio del profesional del periodismo se sustenta en el ordenamiento jurídico español, a cuya cabeza se sitúa el artículo 20 de la Constitución que protege y ampara la libertad de expresión y opinión libre de las ideas.

En una democracia, la función de los medios de comunicación reside en informar y  dar a conocer a los ciudadanos libremente, y según sus respectivos criterios editoriales, cuantos acontecimientos suceden en el país y en especial los que protagonizan o afectan a todos los representantes políticos.


Los partidos políticos deben de ser los primeros interesados en defender el artículo 20 de la Constitución porque es el que les permite expresar sus ideas en total libertad, aunque estas ideas puedan ofender, desagradar o inquietar a los ciudadanos que no las comparten.

La defensa de los derechos constitucionales a la libertad de expresión y de información compete de forma especial a los partidos políticos, que harían una grave dejación de responsabilidades si optan por el camino contrario.

El veto a los medios y a los periodistas no tiene cabida en los sistemas democráticos y mucho menos debe formar parte de la estrategia de los partidos políticos. La defensa de sus ideas no puede hacerse a costa de ignorar y vulnerar derechos constitucionales.

La FAPE se solidariza con los medios y periodistas vetados en nuestro país y les pide que sigan informando bajo el amparo del artículo 20 de la Constitución, moleste a quien moleste. 


Kazetariak