EUSKAL KAZETARIEN ELKARTEA - KAZETARIEN EUSKAL ELKARGOA

ALBISTEAK //

Iñigo, de 'Mundo Joven' a 'Eurovisión'

Federico Llano (encargado de festivales en TVE) y Beatriz Pecker (directora Radio3 y comentarista) en el evento que celebró los 50 años de Eurovisión ennConoenhague. José María Iñigo y, a su izquierda, Javier Martín-Domínguez.

Le seguí de adolescente cuando hacía sus grandes reportajes sobre The Beatles en Londres y acabé viajando con él y TVE para celebrar en Copenhague los 50 años de Eurovisión. Rotundo, directo... era profesional de los pies a la cabeza;  en todos los medios y una luminaria para los compañeros. Descanse en paz tras una gran obra. Recuerdo mi artículo cuando le homenajeó la academia de televisión, 'El nuevo universo pop de los años sesenta tuvo en la música su discurso universal de renovación. Desde Londres como epicentro, las canciones y sus creadores forjaron  un nuevo estilo de vivir y soñar. Era el tiempo de los Beatles y los Stones, del hippismo, la liberación femenina... todo envuelto en un nuevo diseño y un nuevo lenguaje'.

Insuflar en  la rancia España del  franquismo estos nuevos aires, fue tarea de gente inquieta que tenía en el viaje su manera de vivir libre y en la música el alambre en el que subirse al nuevo sueño. Un chico de amplio bigote nacido en Bilbao fue uno de los más claros introductores de este movimiento imparable para metérnoslo por nuestros ojos y oídos. José María Iñigo fue el gran embajador pop por tierra, mar y aire; por prensa, radio y televisión.

Los adolescentes de la época devorábamos Mundo Joven, la revista en la que se reunió una cuadrilla inigualable de talento. Allí estaban Manu Leguineche, Carlos Alvarez Novoa, Jesús Picatoste, Román Orozco... y el bigotudo Iñigo. Ilustraba sus crónicas con una foto en la que una boa se le enroscaba al cuello.

Hizo una radio pop vibrante y cercana, y dio el salto a la televisión. Último grito- con dos gigantes de la creación a su lado, Iván Zuluéta y Pedro Olea -no tiene parangón en la época. Después llegarían sus 'talk shows' como Directísimo y Estudio abierto, en los que los españoles entrevistados hacían su rito de ingreso en el catálogo del 'Spanish pop'. Aquella década prodigiosa quedará asociada a él como icono televisivo del momento. Por eso, le rinde ahora homenaje la Academia de la Televisión y por eso, Iñigo, es nuestro pasaporte a aquel tiempo pasado mejor. En una taberna de Copenhague, donde fuimos a celebrar los cincuenta años del festival de Eurovisión ( con Beatriz Pecker y Federico Llano), recordamos con nostalgia provechosa esta biografía tan cumplida. Al rato, el maestro volvía al micro para retrasmitir con gusto y sabiduría medio siglo de éxitos musicales. Él también era parte de la banda sonora de nuestra vida. Con solo oírle y verle,  volvemos a vivir y sentir nuestro gran momento pop.



Javier Martín-Domínguez es periodista. Fue corresponsal de RNE en Washington y Nueva York; corresponsal de  La Vanguardia en Asia y de TVE en NY. Fue miembro del consejo editorial y articulista del Grupo Vocento, entre otros cargos en diferentes medios de radio, tv y cine. Actualmente es presidente  del Club Internacional de Prensa.

Javier Martín-Domínguez