EUSKAL KAZETARIEN ELKARTEA - KAZETARIEN EUSKAL ELKARGOA

ALBISTEAK //

Josu Zaldibar: 'Hay una parte en la que se está minusvalorando todo el trabajo que se ha hecho durante estos ciento y pico años de historia hasta hoy en día'


El festival Basque DokFest se celebró en Bilbao del 1 al 4 de junio.


Josu Zaldibar (Bilbao, 1965) es fundador de la Escuela de Fotografía Documental 'Blackkamera' donde dirige y coordina cursos y talleres tanto en Bilbao como en Vitoria. También ha organizado talleres de fotografía de calle con prestigiosos/as maestros/as y fotoperiodistas de la talla de Tino Soriano, Stuart Franklin, Maysun, Gueorgui Pinkhassov, Rafa Badia, Manu Brabo o Nuria López Torres, entre otros/as. Ahora, junto a otros entusiastas de la fotografía y con la colaboración de la Facultad de Ciencias Sociales y de la Información de del UPV-EHU (Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea) ha creado Basque DokFest, el primer festival de fotografía documental de Euskal Herria en el que volverá a contar con acreditados/as y reconocidos/as fotógrafos en un evento que pondrá el foco en el fotoperiodismo y en el trabajo realizado por mujeres, 'con gente diferente, que no sean los mismos de siempre'.


Pregunta: Basque DokFest es el primer festival de fotografía documental del País Vasco pero, ¿qué es la fotografía documental?


Respuesta: Bueno la fotografía documental depende quién sea el que la realice probablemente te contará su propio discurso, su propia teoría. La fotografía documental está englobada en un género que ha sido tradicionalmente el mundo del fotodocumentalismo, el fotoperiodismo, y es aquel en el que a través de una serie de imágenes se trata de contar una historia o de relatar una historia. Una historia que tenga unos contenidos muy determinados que evidentemente parte de un principio general que es que toda aquella historia que tenga algo que decir debe tener un principio, un nudo y un desenlace. Pero claro, con los contenidos y con los nuevos lenguajes, que no es que hayan surgido ahora sino que se llevan desarrollando durante decenas de años, a día de hoy, y por lo menos de cara al planteamiento del festival, hay tres grandes temas y que no todos tienen como objetivo contar una historia clásica con respuesta a las cinco uve dobles del fotoperiodismo. Hay lenguajes que contienen otro tipo de narrativas como por ejemplo lo que se va a ver el domingo, un lenguaje contemporáneo, fotografía más de autor que llevan adelante las ponentes que van a presentarlo, mujeres. Y luego está la fotografía documental de calle en el que la historia es prácticamente una sola fotografía. En la fotografía autoral tampoco descubrimos nada porque ya en el año cincuenta y algo nos presentó un libro sin una línea muy clara que fue el de Robert Frank 'Los americanos' (ndr: publicado por primera vez en Francia en 1958 y posteriormente en EE.UU. en 1959) que es como La Biblia del fotodocumentalismo en el que el autor se implica en la propia historia y en el que no hay ni siquiera pies de foto. No hay un principio ni un final, sino que hay una teorización sobre lo que ese autor vio, Robert Frank, cuando recorrió las carreteras de EE.UU. para hablar sobre lo que él interpretaba como sueño americano. Entonces yo creo que depende qué género puedas comentar sobre el fotodocumentalismo, podríamos ir desde la teoría más clásica que busca la respuesta a las cinco uve dobles en el fotoperiodismo, o a cortes más contemporáneos, más de autor, como la fotografía documental de calle.


P: Entonces, ¿con qué objetivo nace el festival?


R: Yo aquí llevo los años que llevo, hay gente que tiene una trayectoria muy larga y ha pasado por diferentes fases del fotoperiodismo y esto está cambiando mucho. Están cambiando las relaciones con los clientes en el caso de las personas que compran tanto revistas ilustradas como periódicos. O escuchar la radio. O cómo se cuentan las historias, la digitalización del medio, sobre todo en el fotoperiodismo... Es decir, ha cambiado todo tanto que hay que plantearse o hacer una reflexión sobre el pasado, que lo tenemos ahí y es fácil tirar del histórico para saber dónde nos encontramos hoy, la realidad actual y también el futuro. Porque depende a quién se lo cuentes cada uno lo interpreta de una manera. No es lo mismo un fotógrafo documentalista que se trabaja temas relacionados con subvenciones y becas para sacar trabajos adelante, y que es total y absolutamente legítimo, o el fotógrafo o la fotógrafa que va todos los días a primera hora de la mañana a un medio de comunicación en el que ve que la publicidad va descendiendo, que cada vez se compran menos periódicos, que los de arriba se ponen nerviosos y cada vez se paga mucho menos por cada trabajo que se realiza, que están todo el día en la calle, que no les sale a cuenta, que la fotografía ya no es fotografía que es imagen, que todo es digital, que cualquier persona te puede levantar perfectamente el empleo... Entonces hay una parte en la que se está minusvalorando todo el trabajo que se ha hecho durante estos ciento y pico años de historia hasta hoy en día. Aunque no es la idea principal y única, evidentemente, del festival, sí parte de una reflexión, mostrando diferentes fotógrafos y fotógrafas y diferentes tipos de llevar a cabo su trabajo. Desde el vídeo multimedia a la fotografía contemporánea autoral o la fotografía más puramente fotoperiodística o fotodocumental.


P: De hecho el catálogo que habéis reunido de fotográfos y fotógrafas es espectacular. Tanto a nivel local, como estatal e internacional.


R: Anteriormente a esto había otro tipo de festivales pero no tenían una relación directa con la fotografía documental sino que estaban en otro tipo de límites a la hora de poder abordar un festival de características concretas. En relación a Basque Dokfestival, primero ha partido del conocimiento de otro tipo de festivales. Yo he estado en el DocField de Barcelona, en Visa pour l'Image (Perpiñán), en Arlés, hace poco también estuve en Madrid en el PhotoFest aunque no tiene nada que ver porque está montado de otra manera diferente... Pero bueno, al menos ver diferentes posibilidades de cara a preparar algo aquí en el País Vasco porque no había. Y luego esas grandes carreras que nos echábamos a Albarracín, donde Gervasio Sánchez todos los años propone el seminario sobre fotoperiodismo. Aquí en Bilbao, no es porque tendría que ser Bilbao, yo creo que hay una tradición muy fuerte y muy ligada al fotodocumentalismo con grandes profesionales y consideramos, en su día, cuando empezamos a reflexionar sobre la posibilidad de hacer un festival, junto con la Universidad del País Vasco, la Facultad de Ciencias Sociales y de la Información, el poder ofrecer algo aquí, en el País Vasco, y este año por lo menos en Bilbao. Ahí no tenemos un planteamiento claro. En principio este año va a ser en Bilbao, geográficamente hablando dentro de lo que es Euskal Herria pero ya veremos. Este año a por la que vamos.


Y en relación a los autores también te tienes que plantear un plantel potente. Si quieres realmente convencer y afianzar la marca de un festival no puedes tirar a lo bajo sino que hay que tirar a lo alto. Traer a Susan Meiselas ha costado mucho, muchísimo. Además viene del festival suizo de Kassel. Traer a Nick Turpin o a Manu Brabo o a Anna Surinyach... O el mismo Ahmed Najm, de la agendia Metrography de Irak. Ha costado muchísimo pero ya simplemente viendo el resultado el esfuerzo ha merecido la pena.


P: Precisamente ahora que mencionas a Metrography va a haber dos agencias invitadas, por un lado Bostok de Euskal Herria y Metrography de Irak.


R: El día 1 de junio va a haber a las 10:30 h un desayuno con medios que va a moderar Adela Úcar. De Metrography viene el hermano del que fue director. Actualmente es Ahmed Najm pero su hermano se encuentra en paradero desconocido porque le secuestró el ISIS y ahora él se ha hecho cargo de la agencia. Por otra parte está Ander Gillenea que está con la agencia Bostok. Y luego la cooperativa ME-MO, que no es una agencia en sí, y por la que vienen José Colón y Manu Brabo, el premio Pulitzer. Y también estará Ixone Sádaba, que está realizando un trabajo bastante interesante, aunque no en la línea que trabajan los anteriores sino en trabajos relacionados con post-conflicto. Ixone Sádaba ha creado un grupo que se llama Moving Artists, que consiste en traer artistas visuales de otros lugares del mundo que están en situaciones de conflicto y traerlos aquí para que puedan seguir realizando su labor artística, como fotógrafos u otras disciplinas artísticas. Las posiciones y las visiones son muy interesantes porque tanto Metrography como Bostok están trabajando temas locales, pero fíjate la enorme diferencia, cada uno en su propio lugar de origen. Metrography también aborda temas locales como cualquier noticia o cualquier periódico hace aquí en Euskal Herria, pero luego encima en un contexto de conflicto brutal que ha hecho que su país esté básicamente desguazado, tanto económica como socialmente y eso también hay que abordarlo como periodistas. Por otra parte, ME-MO hace de puente en esta historia porque es gente que empezó haciendo local para después irse a hacer internacional. Son personas que hacen trabajo aquí pero también han ido a países de conflicto a hacer su trabajo como fotoperiodistas. 


'Hay que ponerle freno al tema de que tanto en festivales como en otro tipo de eventos la voz cantante del ámbito profesional la lleven los hombres'


P: También habéis programado una visión femenina de la fotografía documental.


R: Sí, porque nosotros en la escuela de fotografía BlackKamera, que somos uno de los organizadores, ya llevábamos viendo bastantes años que el nivel de presencia de mujeres dentro de los cursos era elevado. Estamos hablando casi del 70% de alumnas en la escuela. Y no es solo este hecho, sino que hay que ponerle freno al tema de que tanto en festivales como en otro tipo de eventos que se tengan que realizar, de cualquier clase, pero en éste específicamente relacionado con la fotografía, que la voz cantante del ámbito profesional la lleven los hombres. Porque no corresponde a una realidad objetiva, porque no es así. Y segundo porque estamos dejando a gran parte de las profesionales fuera del ámbito de la docencia en cuanto a seminarios, festivales o cualquier otro tipo de evento. Este festival y para el resto que realice BasqueDok, no vamos a hablar de porcentajes, pero la presencia de las mujeres va a ser clara, evidente y va a dejar fuera de toda duda que hay un montón de profesionales, mujeres, que están haciendo un trabajo enorme en cualquiera de los campos de la fotografía documental: fotoperiodismo, fotografía de calle o fotografía contemporánea.


P: Va a coincidir en el tiempo el BasqueDokFest con el Baffest de Barakaldo, aunque son propuestas diferentes. También están GetxoPhoto, Begira..


R: Que haya oferta no es que sea bueno es que es conveniente, sobre todo tal y como está la fotografía. El único problema que se puede dar, y eso creo que es también una reflexión colectiva de todos los directores y directoras y de las personas que estamos implicadas dentro de los festivales, y este año a nosotros además nos toca por primera vez, es que debemos evitar una atomización. Es decir, del mismo modo que hay un cluster de otro tipo de actividad relacionado con la industria, podría haber dentro del País Vasco una serie de personas que podamos articular una oferta que esté bien pensada en el ámbito de la fotografía. Sí es cierto que este año estaba Begira Photo, estaba Getxo Photo, que lleva un montón de años y está muy consolidado y además los dos últimos con Mónica Allende a la cabeza que es una grandísima profesional. Y del resto ha salido Euskal Photo de Hondarribia que ha sido hace poquito. Baffest, con los que hablamos por el tema de coincidencia de fechas y al final conseguimos encajarlo en un fin de semana en el que ellos no tenían ningún tipo de actividad. El problema es que se ha juntado prácticamente todo. Entonces espero que para el próximo año podamos articular un calendario sin que nadie tenga que dejar de hacer lo suyo y la gente pueda participar en diferentes actividades. Pero ya digo, que haya es bueno. Lo malo sería lo contrario, que no hubiese ningún tipo de oferta de esta clase.


P: Basque DokFest comprende conferencias, exposiciones pero también talleres. Es decir, que se puede aprender de los y las mejores.


R: Sí, sí. El viernes va a haber un desayuno con medios como hemos hablado antes. Por la tarde empezamos con ciclo conferencias, en concreto con la de Alfons Rodríguez sobre 'Ética en el fotoperiodismo' que va a estar muy interesante. Luego estarán Anna Surinyach, que es la jefa de fotografía de '5W' y Ahmed Najm, que como hemos dicho viene de la agencia Metrography, y que aparte ha regalado al País Vasco una exposición de profesionales kurdistaníes y pakistaníes que va a estar expuesta en frente del Bizkaia Aretoa, en el puente Padre Arrupe desde el 1 al 30 de junio.


Luego el sábado a la mañana también va a haber un ciclo de tres conferencias con David Gaberle, un fotógrafo documental de calle checo; con Laura Silleras, una fotógrafa de calle que tira en película, con cámara de medio formato, con una Hassel; y la última, que será la de Nick Turpin, que cuando nos envió un correo electrónico diciendo que venía tuve que mirar un par de veces a ver si la traducción estaba bien porque claro, Nick Turpin es el fundador del colectivo anglosajón In-Public. Que no solo es que sean fotógrafos de calle, son profesionales que se dedican a otro tipo de labores dentro del mundo de la fotografía. Incluso dos o tres de ellos pertenecen a la agencia Magnum.


Por la tarde habrá talleres y espacio para el ocio, que habrá que tomar algo. Están los talleres de Laia Abril, sobre la misoginia, un trabajo tremendo. David Gaberle y Nick Turpin también estarán realizando talleres y la gente va a estar dando vueltas por Bilbao con ellos. Y el domingo vienen Laia Abril con la conferencia, Ixone Sádaba con todo el trabajo que está haciendo con Moving Artists, y también está Tanit Plana, que es fotógrafa y pedagoga de la Universidad Pompeu Fabra, y entre otras cosas, está realizando un trabajo sobre el recorrido de un correo electrónico. Con cámaras de gran formato de placas, el cable Marea que va desde Europa a EE.UU... impresionante. Y el domingo por la tarde va a haber una parte de multimedia comisariado por Photographic Social Vision, que son los que hacen el Barcelona DocField y el World Press Photo. El sábado por la tarde también va a haber multimedia, 'The sleeping land', que nos pidieron volver a proyectarlo en el festival (ndr: 'The sleeping land' se proyectó el 19 de abril en doble sesión premiere junto a sus creadores en Bilbao como primer acto del Basque DokFest). Y finalmente, Ofelia de Pablo y Javier Zorita, que suelen hacer trabajos para National Geographic y The New York Times, presentarán varios trabajos que han hecho de multimedia.


El domingo, una vez terminen los talleres dará una conferencia Susan Meiselas, fotógrafa de la agencia Magnum, y se le entregará una mención de honor, los BasqueDok Sariak que este año los hemos puesto ya en marcha, y el lunes dará una revisión de portfolio.


P: Y para finalizar tenemos también un par de becas, Canon y BlackKamera.


R: Sí, la beca cuando comentamos a una marca no queremos verlo desde un punto de vista puramente económico. Pensando de cara al próximo año todo el que aporte al festival tiene que aportar... A ver, si lo hace económicamente pues bien, pero no es lo que se busca. Buscamos compañeros de viaje que posibiliten, por ejemplo Canon, una beca en el que aparte de moverla dentro de su plan de comunicación se le entrega a quien gane un premio de material fotográfico valorado en 3.800 euros. 


Y por otro lado la beca BlackKamera, más de fotografía contemporánea, en el que la persona que gane va a poder realizar un curso que va a ofrecer la comisaria del festival Ixone Sádaba a partir del mes de septiembre en la escuela sobre 'Perspectivas personales sobre fotografía'. Un curso que dura ocho meses y que está valorado en unos 900 euros.


Sergio Martínez Sánchez