EUSKAL KAZETARIEN ELKARTEA - KAZETARIEN EUSKAL ELKARGOA

ALBISTEAK //

Hacer lo que decimos


Como habréis oído o leído en los medios, los resultados de la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondiente al tercer trimestre del año  han sido positivos ya que en términos generales, el paro ha descendido en 164.100 personas con respecto al trimestre anterior, lo que ha supuesto un descenso del 4,7%. Sin embargo, esa misma encuesta   señala que el sector del periodismo y de la comunicación, el número de profesionales de estos campos que se encuentran desempleados es de 26.500 personas, lo que supone un aumento de 1.600 individuos con respecto al trimestre anterior. No os lo vais a creer pero a pesar de que la primera impresión es negativa , resulta que si se compara esta cifra con respecto al registro obtenido en el tercer trimestre de 2017 (32.600 desempleados), el paro desciende en 6.100 personas, lo que se traduce en una bajada del 17% con respecto al mismo trimestre del año anterior. Estas buenas sensaciones aumentan al ver el histórico, ya que se trata del mejor tercer trimestre de los últimos diez años. Una vez visto y oído esto, no sé si cortarme las venas o dejármelas largas. ¿En qué situación tan precaria está nuestra profesión que hasta nos tenemos que alegrar por ir al paro menos gente que hace un trimestre?


Esta situación no se debe exclusivamente al cambio tecnológico, ni a las 'fake news',  ni al denominado 'periodismo ciudadano', o cualquier otra derivada, sino, a mi juicio, a la falta de iniciativa de editores y de los propios periodistas que aún seguimos preguntándonos, ¿en qué hemos fallado?. ¿Por qué no hemos sabido rentabilizar las mejoras tecnológicas y dar más y mejor información con esas herramientas? ¿Nadie sabía para qué servía enviar tantos satélites al espacio? ¿Es que en realidad, cuando en los años 90 se empezó a hablar, al menos aquí, de las tecnologías de la información, todo el mundo pensó que eso no tenía que ver con nosotros? Creo que ha faltado iniciativa, apertura de miras y liderazgo. Aún así, todavía estamos a tiempo de arreglarlo. Solo hay que hacer caso a las informaciones que publicamos en nuestros medios y ponerlas en práctica. ¡Cuanto antes, mejor!


Txuskan Coterón